A MI MAMÁ Y YO

A MI MAMÁ Y YO

PARA QUE SÓLO TENGAS QUE PREOCUPARTE POR DISFRUTAR A TU BEBÉ

"Mi Mamá y Yo" surge de nuestra experiencia como padres y la posibilidad de transmitir lo aprendido.

Nuestra Misión es poner a tu disposición soluciones que existen en el mercado y que contribuyen a disfrutar de mejor manera el vínculo con tu bebé, desde el embarazo y sus primeros años de vida junto a ti.


Nuestros productos han sido escogidos cuidadosamente por su contribución al descanso de embarazadas, apoyo y prolongación del periodo de lactancia para las madres, estimulación y desarrollo integral de tu bebé.

viernes, 1 de octubre de 2010

EJERCICIOS PARA EMBARAZADAS

PEGAR LOS TALONES
Sentada en el suelo y con la espalda recta, junte las plantas de los pies y pegue los talones. Respire profundamente. Al inspirar, estire la columna poco a poco.
Este ejercicio favorece la circulación en la pelvis y aumenta la flexibilidad de los músculos de esta zona.



SENTARSE CON LAS PIERNAS ESTIRADAS Y SEPARADAS

Siéntese en el suelo con la espalda recta y las piernas estiradas y separadas. Mantenga relajados los músculos de las piernas y extienda los talones. Realice varias respiraciones profundas al tiempo que mantiene el cuello y los hombros relajados.
Este ejercicio sirve para estirar y relajar los músculos de la parte interior de los muslos.


CONTRAER EL PECHO

De pie y con los brazos a la altura de los hombros, sujete el brazo contrario con la mano. Contraiga los músculos del pecho al mismo tiempo que tira con los codos hacia fuera.
Con este ejercicio se consigue fortalecer los músculos del pecho.

ESTIRAR LOS HOMBROS
En cuclillas, con las rodillas separadas y las nalgas pegadas a los talones, colóquese frente a una pared. Estire suavemente los brazos hacia arriba y coloque las manos en la pared con una separación de unos 30 centímetros. Este estiramiento ayuda a respirar mejor y alivia la acidez de estómago, tonificando también los músculos que sostienen el pecho.



ELEVAR LAS PIERNAS
Tumbada boca arriba, levante una pierna y haga círculos con la misma en el sentido de las agujas del reloj y después en el sentido contrario. Repita el ejercicio con la otra pierna. Este ejercicio sirve para mejorar la circulación de la sangre.




EJERCITAR EL SUELO PÉLVICO
En cuclillas y con las palmas de las manos en el suelo, inspire una vez. Tense los músculos de la pelvis y levántelos. Inspire varias veces y después relaje los músculos. Este ejercicio sirve para fortalecer los músculos de la pelvis.



FLEXIONAR HACIA DELANTE
De pie, con los pies algo separados, agárrese las manos por la espalda. Dóblese hacia adelante poco a poco. Mantenga esta posición unos segundos al tiempo que inspira profundamente y vuelva a la posición inicial. Este ejercicio relaja los músculos de la parte posterior de las piernas y del suelo pélvico.





BASCULAR LA PELVIS
Coloque las rodillas y las palmas de las manos en el suelo. Arquee la columna vertebral y mantenga esta posición unos segundos. Luego, vuelva a su posición inicial estirando la espalda con cuidado. Este ejercicio refuerza los músculos abdominales y alivia el dolor de espalda.






ESTIRAR LA PARTE INTERIOR DE LOS MUSLOS
Echada con la espalda en el suelo, apoye las piernas estiradas hacia arriba en una pared. Extienda los brazos por encima de la cabeza y abra, poco a poco, las piernas. Si se cansa durante el ejercicio, flexione las piernas. Este ejercicio favorece el regreso de la sangre al corazón y descansa las piernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada